Romántico: El estilo de los sueños

En nuestro post pasado, hablamos de como el estilo Elegante eleva las características del estilo Tradicional, adaptando los valores clásicos a los nuevos tiempos y llevando lo cotidiano a un nivel de exclusividad. Lo mismo sucede con el estilo Romántico. Si leíste nuestra primera entrada sobre los 7 estilos universales, pudiste conocer todo sobre el Estilo Natural, un estilo de personas humildes, entregadas, alegres, dispuestas a ayudar a todo el que lo necesite y lo requiera. El Romántico es un estilo de personas que pueden identificarse fácilmente con un natural, pero llevan todos estos valores a un mayor nivel de calidez, simpatía y un toque mágico.

Esto sucede porque cada persona tiene un estilo limitante, un estilo potenciador, un estilo base y un estilo acento. Más adelante hablaremos más sobre cada uno de ellos, pero lo importante ahora es que entiendas que cada quien es único y es por eso que puedes identificarte con más de un estilo y cada uno te afectará de alguna forma. De ahí viene la importancia de conocerlos todos y que identifiques aquellos que más resuenen contigo, para que reconozcas en ello qué es lo que te está limitando, a qué le puedes sacar mayor provecho y cómo puedes elevar todo tu potencial a un siguiente nivel.

En el caso de quienes se identifiquen con el estilo natural, pueden tomar el estilo Romántico y reconocer en él muchos métodos y recursos para aprovechar todo su potencial. De igual forma, si después de leer esta entrada te identificas directamente con el estilo Romántico, te recomiendo volver a revisar el estilo natural para que encuentres todas las formas de nivelar tus limitaciones y sacarle mayor provecho a tu estilo. Dicho esto, embarquémonos entonces en el mundo mágico y soñador en el que viven las personas de:

El Estilo Romántico

Siempre es más fácil entender algo nuevo cuando lo podemos relacionar con algo que hemos visto o vivido. Es posible que te hayas identificado ya con el estilo natural, el tradicional o el elegante, pero podrás viajar un momento al mundo de un romántico o tal vez reconocerte un poco también en él si me acompañas en esta historia. Así que, como hicimos en entradas anteriores,

Hagamos un ejercicio:

Imagina que despiertas y ves que tu pareja aún duerme a tu lado. Le miras un momento, su tranquilidad y paz siempre te han inspirado. Te levantas, te bañas y sales al trabajo. Vas caminando pues vives cerca, te encanta saludar a todos en el camino y comprarte tu té Chai favorito en el café estilo vintage de la esquina.

Llegas a tu empresa y te acercas a la recepción pues hoy decidiste traerle galletas a Vilma para agradecer todo lo que hace por todos en la empresa. Eres gerente de Recursos Humanos y te gusta que todos los empleados sientan cariño por la empresa. Durante el día, muchos vienen a tu oficina a pedirte consejos, pues solo confían en ti y te llenas de orgullo de saber que llevarás sus dilemas contigo a la tumba.

Cuando sales del trabajo, tomas un desvío pues quedaste con pareja en un parque grande y lindo que queda muy cerca a casa y donde van a trotar los sábados. Cuando llegas le ves junto a un mantel a rayas con todo para un picnic. Después de comer, se recuestan a leer un libro. Ahora estás leyendo Orgullo y Prejuicio, aunque ya perdiste la cuenta de cuántas veces lo has leído. Te encanta volver a leer esas novelas que te hacen soñar y volar a mundos que parecen perfectos.

Al volver a casa organizas tu atuendo de mañana. Una vez tienes todo listo, preparas la bañera para darte un baño, relajarte un poco y comenzar el ritual de tus cremas. Te encanta cuidar tu piel, pues piensas que tu cara es tu carta de presentación. Finalmente vas a tu cama y te arropas con tus sabanas nuevas, bordadas con diseños de la India, que compraste en la feria de la plaza el año pasado.

Si un picnic es tu cita ideal, tienes detalles recurrentes con quienes te rodean y tienes un empleo en el que trabajes ayudando a otros, lo más seguro es que hagas parte del estilo Romántico.

Quienes se identifican con el estilo Romántico se proyectan como personas siempre dispuestas a ayudar a otros. Tienen una gran sensibilidad, por lo que se pueden conectar con las experiencias de quienes buscan en ellos apoyo y esto les permite generar un ambiente cálido y acogedor para asegurarse de hacerlos sentir bien. Procuran ser gentiles y tratar a todos por igual, sin importar su edad, raza, ocupación o ideología, pues luchan por la defensa de los derechos humanos. Esto les ayuda a relacionarse fácilmente con todo tipo de personas, por lo que tienden a tener empleos relacionados con la ayuda a otros. Es así como elevan los aspectos del estilo Natural, cuando toman su disposición para ayudar a otros a todo un nuevo nivel de compromiso y entrega, convirtiéndolos en personas más acogedoras y suaves de lo que puede llegar a ser un Natural.

El mundo en el que viven estas personas es un mundo de ensueño, e invierten todo el dinero, el tiempo y la energía que puedan para mantenerlo de esta forma. Su intento de ayudar a todo el que puedan y de complacer a otros constantemente, va acompañado de un propósito de vida que no necesariamente es muy definido pero tiene que ver con mejorar el mundo como puedan, estar siempre trabajando en favor de otros, defender los derechos de los humanos y los animales y promover el cuidado del medio ambiente. Es por esto que generalmente son personas suprémamente apasionadas por su ocupación y estarán dispuestas a contarle todo sobre ella a quien esté dispuesto a escuchar.

Si tu estilo es Romántico, te interesa la variedad en tu vida pero no puedes dejar de estar rodeado de belleza, armonía y júbilo, así como de personas y emociones positivas.

Esta belleza puede ser en cualquier expresión: arte, música, literatura, moda, o cualquier detalle sencillo de la vida diaria que les recuerde lo afortunados que son de vivirla, por lo que siempre están pendientes de decorar en las fiestas especiales, tener linda su casa y empacar muy bien cada regalo que entregan.  Por esto mismo tienen un gran cuidado con su cuerpo y el de sus seres queridos y, aunque no lo llevan a extremos, les gusta tener sus rituales de alimentación y limpieza que les ayude a hacerlo, así como participar de deportes en grupos, generalmente suaves o tradicionales como la danza. Sin embargo, su determinación y pasión por lo que hacen puede hacer que, en cuanto tienen una nueva idea o proyecto, se enfoquen tanto en ella que olviden sus cuidados y se abandonen un poco.

Por otro lado, si te reconoces con este estilo probablemente tienes un niño interno muy despierto, lo que te da cierta ingenuidad y ternura, te permite ser jovial y estar siempre lleno de energía. 

Tu encanto está en tu emotividad y bondad, por lo que te relacionas fácilmente con niños pequeños y ancianos.  Esto se expresa en tu estética, así que, si eres mujer, eres muy femenina, prefieres los colores claros, los estampados florales y los recogidos suaves o desarreglados; mientras que, si eres hombre, eres muy masculino, le das siempre un toque caballerezco a tus atuendos con chalecos, sombreros y coderas y te gustan mucho los maletines clásicos que te permitan organizar todo muy bien. En cualquier caso, tus atuendos reflejan tu estado de ánimo mediante el color, las texturas y los adornos y te gusta la comodidad pero la sacrificarías si te enamoras de una prenda en particular.

Este mundo mágico y perfecto que trata de construir el romántico a toda costa, es un mundo que requiere de tiempo, dinero y mucha energía que está dispuesto a invertir

pero que puede traerle momentos muy difíciles llevado al extremo, pues no es muy bueno manejando los obstáculos, en especial si implican desequilibrar su vida de ensueño. Es posible que, ante una situación difícil, las personas románticas exageren un poco en su disposición y determinación por ser el héroe de todos, por lo que pueden caer en la falsedad, la hipocresía y la cursilería. Su deseo de ayuda puede convertirse en extrema alabanza y abuso de la calidez, lo que puede llevarlos a agredir a otros sin darse cuenta y sin pretenderlo. De igual forma, les interesa mantener tanto este mundo que han creado, que pueden incluso rehusarse a mejorarlo por miedo a someterse al escrutinio público, por lo que se alejan de su realización personal y caen en el auto-sabotaje, excusándose en la perfección idealista de su mundo actual del que no tienen por qué cambiar nada. Es ahí donde llevan al extremo la idea del Natural de «si funciona, ¿para qué cambiarlo?».

Sin embargo, llevado a la autenticidad, el potencial de una persona romántica es tan ilimitado como el de cualquier otro estilo. Su disposición para ayudar a otros les otorga un gran don de gente y una capacidad natural de empatía, por lo que son de gran influencia y apoyo en el proceso de desarrollo personal, tanto de sí mismos como de todo el que se relaciona con ellos. Por lo general y gracias a las labores que suelen desempeñar, significan un gran impacto positivo en el trabajo por los grupos desfavorecidos y la lucha por la defensa de los derechos de todos y todo. Su transparencia y compromiso facilita que otros confíen en él, por lo que se convierte en un ser cálido que hará sentir bien a cualquiera y esto le ayudará a escalar en cualquier ámbito laboral.

Tanto el estilo Romántico como cualquier otro, tienen gran potencial si se aprovechan y no se llevan al extremo. Lo importante es conocerlos y ser conscientes de los riesgos que cada uno implica, para tener un mayor control sobre tu propia receta de estilo. ¿Quieres saber más sobre cada estilo y cómo llevarlos al siguiente nivel? No te pierdas mi webinar en vivo, gratuito: «Descubre tu estilo, renuévalo sin gastar dinero y crea looks inolvidables«, el próximo jueves 27 de junio a las 7 p. m. de Bogotá: