Seductor: El Estilo Protagonista

¿Recuerdas cuando hablábamos del estilo natural en nuestro primer post sobre los 7 estilos universales? ¿Recuerdas cuando hablábamos de la sencillez llevada a veces a la dejadez? ¿Te suena aquello de expresar mucha confianza con pocos recursos y amar el propio cuerpo por su naturalidad y todo lo que venía con él? Pues hoy vamos a darle un giro total al mundo de los estilos y viajaremos casi que al polo opuesto, para hablar sobre opulencia, perfeccionismo, a veces obsesión por la apariencia y hasta algo de drama.

Hemos hablado de cómo puedes identificarte con más de un estilo, pues existe en cada quién un estilo limitante, un estilo potenciador, un estilo base y un estilo acento. Pero así como hay combinaciones comunes como el Natural con el Romántico, y el tradicional con el elegante, hay también combinaciones que difícilmente se darán, así que déjame decirte que si te identificaste con el estilo Natural, muy posiblemente este estilo representará para ti un mundo totalmente distinto, pero será entonces la oportunidad para reconocer formas de salir de tu zona de comfort y hacer cambios arriesgados en tu vida. De igual forma, si no te has identificado aún con ningún estilo, sigue leyendo y podrás encontrar en estas líneas mucho sobre quién eres y cómo sacarle provecho a ello.

Hablaremos hoy entonces de un estilo de fuertes emociones y gran atractivo, de personas directas, arriesgadas, espontáneas, apasionadas y sugerentes. Hablaremos por supuesto de:

El Estilo Seductor

Este es un estilo de personas que toman todos y cada uno de sus atributos y los elevan a su máximo potencial, por lo que son extremádamente exigentes consigo mismos y se dedican a pulir cada cm de su cuerpo, cada habilidad que tienen, cada rasgo personal, para ser percibidas como las personas más perfectas posibles. Es por esto que a menudo se diferencian de todos a su alrededor y a veces resulta muy difícil dejar de mirarlos, lo que les da un gran poder y atractivo por su apariencia física, pero en especial por su actitud.

Si te identificas con el estilo seductor, pasarás tu vida intentando vivir intensamente, despertando constantemente todos tus sentidos e intentando actividades modernas y nuevas aventuras, así eso signifique ocasionalmente cruzar la línea de lo prohibido. Es así como probablemente te interesen mucho los deportes de alto riesgo y cualquier ejercicio que implique tonificar tus músculos, moldear tu cuerpo y llevarte al límite, al punto en el que la falta de ejercicio y actividad significa para ti una enorme desmotivación y está en contra de todo aquello por lo que luchas. Sabes que vivir al límite y arriesgarte constantemente no te traerá siempre los mejores resultados y puedes meterte en problemas de vez en cuando, pero en eso consiste la vida para ti y lo haces bajo la premisa de nunca arrepentirte de nada, sin importar las consecuencias que te traiga pues así eres y el que no lo acepte te tiene sin cuidado.

Y para entender un poco mejor el mundo en el que viven estas personas,

Hagamos un ejercicio:

Imagina que te levantas, vas a la cocina a tomar tu batido energizante y te cambias para salir al gimnasio. Hoy te enfocarás en brazos, pues los ves un poco flácidos últimamente. Al volver a casa tomas un buen desayuno y subes a bañarte. Te gusta tomarte tu tiempo y aplicarte todos tus tratamientos para tu pelo y tu piel.

Cuando sales, te vistes y te arreglas frente al espejo. Te encanta lo ves (aunque sigues pensando que te falta trabajar bastante en tus brazos), así como el atuendo que elegiste para hoy. Te gusta que tu ropa sea elegante pero que se note la forma de tu cuerpo, pues para eso lo trabajas.

Sales al trabajo y te pones tus gafas de sol, aunque no son muy necesarias hoy pero planeaste tu look con ellas y no quieres dañarlo, pues hoy tienes una reunión importante con unos publicistas en un nuevo hotel y sabes que en las relaciones públicas es importante generar un impacto desde el comienzo. Tu reunión sale a la perfección, siempre has sido bueno para convencer a otros, pues sabes que los intimidas un poco y has aprendido a usar eso a tu favor.

Sales de la reunión a un almuerzo con un amigo que no ves hace tiempo y vuelves a una tarde muy ocupada en la oficina. Finalmente, sales a tu cita en la peluquería, pues tu pelo no ha crecido mucho pero te gusta tenerlo siempre del largo ideal para no parecer dejado. Finalmente vuelves a casa y te alistas para dormir, no sin antes ignorar 4 llamadas de esa persona que no logra entender que no está a tu altura. Llevas un buen tiempo solo pero esto nunca te ha molestado, a veces prefieres estar contigo mismo, antes de estar mal acompañado.

Si la preocupación por tu aspecto es una constante en tu vida, sientes que impactas donde llegas y estás buscando siempre ser el #1 en todo lo que haces, lo más probable es que el estilo seductor sea uno con el que te identifiques mucho.

La belleza para ti depende fundamentalmente de tu cuerpo y es por eso que prestas gran atención a tu entrenamiento, hábitos alimenticios y rituales de cuidado personal, buscando siempre tener lo que te de los mejores resultados (y ojalá incluso mejores). Puedes llevarte a tus límites constantemente con el ejercicio, pero conoces la importancia del descanso por lo que tratas de no sobre-entrenarte, ser siempre fiel a tus rutinas de autocuidado y mantener siempre una buena alimentación, así estés de vacaciones o en una reunión de amigos. Buscas pulir así cada cm de tu cuerpo, aunque si hay algo que no pareces lograr con ello no descartarías la posibilidad de un retoque estético. Sin embargo, tampoco le tienes miedo a liberarte de vez en cuando, salir de fiesta con tus amigos y enloquecerte un poco, y seguro serás el que más duro cante y el último en dejar la fiesta.

Esta búsqueda constante de perfeccionar tu apariencia, va acompañada de una actitud igualmente cuidada. Tienes una personalidad retadora, receptiva y magnética con la que intentas constantemente llegar a otros, aunque no eres igual de abierto para permitir que otros lleguen a ti. 

Tu intimidad es un mundo suprémamente cerrado, pues no toleras sentirte vulnerable o enfrentarte a situaciones en las que otra persona sienta que se encuentra a tu mismo nivel, pues así como eres de exigente contigo mismo lo eres con otros y te costará mucho encontrar personas que cumplan con tus exigencias y se encuentren en tu mismo nivel. Te gusta que te hagan sentir especial, pues sabes que lo eres y estás tan acostumbrado a los halagos que lo único que se te ocurre responder es «gracias, lo sé».

Tanto tu personalidad atrevida como tu aspecto voluptuoso te ayudarán a ser el más intenso y apasionado de todos los estilos y la indumentaria será un gran aliado en ese proceso.

En caso de las mujeres seductoras, su atuendo será generalmente atrevido e insinuante, siempre buscando mostrar y potenciar el cuerpo. Se ayudarán para ello con escotes pronunciados, shorts y faldas cortas, ropa ceñida, prendas llamativas, maquillaje pesado, peinados voluminosos y colores intensos. Constantemente recurrirán a lentejuelas, plumas y pedrería y no puede faltarles una prenda de animal print en su armario. Rara vez las verás con zapatos planos y en su lugar buscarán usarlos bien altos, pues prefieren sacrificar totalmente su comodidad si esto implica verse y sentirse mejor. En general buscan alcanzar un gran glamour sensual, que les permita construir un look ultra-femenino, que se parezca más al de una diva de hollywood que al de una mujer del común.

Para los hombres seductores, mostrar la forma del cuerpo y evidenciar lo bien que se visten será igual de importante.

Usaran camisas o camisetas que marquen sus músculos, cuellos amplios o abiertos que muestren parte de su pecho y jeans desgastados o con varios bolsillos. Les preocupa mucho mostrar la marca de lo que usan y sobre todo si es muy reconocida y está de moda, por lo que podrás verlos con tenis que tengan un gran logo sobre ellos. Cuando no están de tenis, usarán botas rotundas y modernas o zapatos italianos que les estilicen el pie y refuerce su look moderno y llamativo.

En ambos casos se creará una imagen externa un tanto exótica, por lo que no es raro vérseles adoptando códigos de tribus urbanas como góticos o raperos, lo que les dará un aire de poder y los convertirá en el blanco de grandes amores y odios.

Sin embargo, la extrema búsqueda por la perfección y por ser el número 1 puede crear un mensaje forzado, así como una relación tóxica con su cuerpo y con los que los rodean

Identificarte con el estilo seductor implicará que tienes un gran potencial pero es muy importante que prestes atención al nivel de exigencia que te tienes, pues puede llevarte a comportamientos superficiales, narcisismo, inestabilidad personal e incluso sumisión total a tu imagen, lo que puede significar problemas en tus relaciones y hasta en tu economía. Tu afán de protagonismo te obligará a estarte comparando constantemente con otros, aunque si la comparación viene de afuera jamás la aceptarás, pues en tu cabeza eres tú el centro del universo y estar en segundo puesto no es siquiera una posibilidad. Aunque eres muy bueno para relacionarte, todo esto te trae problemas en tus relaciones, pues te cuesta pedir perdón o intimar, ya que no admites la vulnerabilidad y prefieres mantener el personaje de persona perfecta antes de enfrentarte a tus defectos y descubrir en ti algún detalle que te haga vulgar o igual al común. Te escudarás en el «yo soy así y al que no le guste que mire para otro lado» en tu lucha constante por mantener el status que crees que tienes, y esto te hará pasar por encima del que sea, perdiendo el respeto y la valoración por el otro.

Sin embargo, llevado a su autenticidad, este es un estilo de una asombrosa capacidad de influencia, que puede ayudar a muchos otros que los rodeen y que no gocen de su misma pasión y energía. Su mente abierta y transgresora y su desinhibición, les ayuda a asumir riesgos en todo lo que hacen, lo que inspira a otros a arriesgarse también. Esto, sumado a su habilidad para mirar a los ojos, los hace excelentes vendedores, pues les da una gran capacidad de persuasión y los refleja como personas honestas, francas, prácticas, directas y sin rodeos.

Cuando reduzcas tus auto-exigencias en el mundo superficial y des espacio a la naturalidad y la auto-valoración, podrás cubrir tus necesidades desde un lugar humilde y sincero y encontrarás el equilibrio entre tu interior y tu exterior, lo que te dará mayor fuerza, confianza y seguridad.

Ser seductor será una gran ventaja que tendrás sobre muchos, pues tienes un enorme potencial para mover masas, transmitir fuertes emociones y conmover a todo aquel con el que te relaciones. Es importante que valores la fuerza que te da la pasión que tienes por todo lo que haces, y te des cuenta de cómo puedes cambiar tus alrededores, pues será con esa pasión y tu entusiasmo que podrás ayudar a otros a que encuentren la misma energía dentro de sí mismos.

¿Quieres saber más sobre cada estilo y cómo llevarlos al siguiente nivel? No te pierdas mi webinar en vivo, gratuito: “Descubre tu estilo, renuévalo sin gastar dinero y crea looks inolvidables, el próximo jueves 5 de septiembre a las 7 p. m. de Bogotá:

avatar
  Suscríbete  
Notificar a