Cómo Combinar sin Sentirte Disfrazado

Abre las puertas de tu armario, revisa tus prendas y trata de ver cuál es el color del que más ropa tienes. Ahora piensa normalmente con qué combinas ese color y luego piensa cuál es la combinación más arriesgada que has hecho. No estoy aquí para decirte que de ahora en adelante tienes que empezar a combinar todo con todo o que lo ideal es que tiñas la mitad de tu armario y no te cambies del amarillo, el fucsia, el naranja o el azul.

Aprender a combinar no se trata de usar colores que no te gusten o a los que no estés acostumbrada, no se trata de mezclar colores que no te cuadran y forzarte a sentirte disfrazada el día entero. Pero SÍ se trata de explorar, de darte espacio para intentar cosas nuevas y permitirte sentirte un poco incómoda de cuando en cuando para lucir de la mejor manera las facciones más bellas de tu rostro. Y esto es lo más importante: cuando hablamos de combinar, o de usar los colores que más te favorecen, a lo que más debes prestar atención es a los colores que van cerca de tu rostro, pues son los que más van a afectar tu primera impresión. Los colores en la parte inferior son importantes para generar una imagen balanceada y armónica, pero su efecto sobre tu cuerpo tiene más que ver con ilusiones ópticas y ese es un tema completamente diferente, más relacionado a tu tipo de cuerpo y las proporciones específicas que te caracterizan.

Es por eso que, aunque te mostraré en este post, imágenes con ejemplos, es fundamental que tengas muy en cuenta tu tipología de color a la hora de seguir estos consejos. Para descubrirla o conocerla, te recomiendo explorar nuestras redes sociales, en las que hemos publicado descripciones sobre cada tipología y cómo identificarla.

Teniendo todo esto en mente, he construido para ti una guía básica para aprender a combinar y sacarle todo el provecho que puedas al maravilloso mundo del color.

Blog Post - Asesoría de Imagen Lina Díaz - Cómo combinar colores -

En >>este post<< hablamos sobre el círculo cromático, los dos grandes grupos de colores y los 4 tipos de tonalidades de color, así como la forma de aplicarlos y usarlos según tu tipología de color y un par de estrategias para combinarlos. Te recomiendo revisarlo si no lo has hecho, antes de seguir leyendo esta guía, pues es una excelente base para entenderla y aplicarla.

GUÍA BÁSICA PARA COMBINAR Y SACARLE PROVECHO AL COLOR

1. Prepara 3 colores

Normalmente pensamos en 2 colores a la hora de combinar: blanco con negro, azul con café, crema con verde, morado con amarillo. Pero es muy raro tener solamente 2 colores en tus atuendos, sobre todo en ámbitos corporativos donde bolsos, blazers, accesorios y zapatos juegan papeles muy importantes en tus atuendos del día a día. Es por esto que, cuando planeas un atuendo y piensas en qué combinar con él, piensa en 3 colores, pero trata de que no sean más de 3. Si eres muy arriesgada y tienes experiencia con esto, está bien, pero si no te sientes muy tranquila a la hora de combinar, 3 colores serán la forma más efectiva y segura de hacerlo.

2. Relaciona tus colores con tus estampados

Los estampados son la mejor forma de llenar tus atuendos de tu personalidad, gracias a la gran variedad que se puede encontrar. Si bien las prendas con estampados no son un básico de fondo de armario y no es estrictamente necesario que las tengas o las uses en tus atuendos diarios, es bueno tener una o dos prendas estampadas que te encanten y reflejen toda tu esencia, pues te permitirán jugar un poco más. Cuando los uses, procura que al menos una de tus prendas tenga un color protagonista del estampado y que la otra prenda sea, o de otro color del estampado o, de un color neutro, que no choque con los otros colores y combine con cualquiera.

3. Tus zapatos son parte de tu combinación

Es comprensible que te limites a tener zapatos negros y cafés, pero te recomiendo que incorpores a tu armario zapatos de color azul y unos en un tono nude. No siempre el negro y el café van a ser protagonistas en tu atuendo y los zapatos oscuros tienden a generar cortes y contrastes que en muchas prendas no son ideales. Ten en cuenta que los zapatos NO NECESARIAMENTE deben combinar con la cartera y/o la correa, así que puedes tener un poco más de libertad a la hora de combinarlos.

4. Combina como te sientas más cómoda

Si bien en >>este post<< te sugerí combinaciones que pueden parecerte un poco locas, recuerda que lo más importante es que te sientas bien y, aunque te recomiendo explorar y divertirte un poco, si no te sientes bien con ellas, lo más seguro y efectivo es que tomes como base un color neutro en una de tus prendas y lo complementes con un color más llamativo que te favorezca. Lo bueno de los colores neutros es que combinan con CUALQUIER otro color, por lo que es importante que el 60% de tu armario sea en colores neutros para que puedas hacer más combinaciones.

Con todas estas reglas en mente y para que entiendas un poco mejor estas combinaciones y cómo aplicarlas, te he dejado algunos ejemplos con colores neutros para que explores y apliques todo esto mucho mejor.

Recuerda que si quieres aprender más sobre cómo combinar, puedes registrarte a mi serie gratuita de entrenamientos "Qué Me Pongo: Aprende a vestirte, ahorra tiempo y dinero y logra la imagen de tus sueños", pues el próximo jueves 7 de febrero estaremos en vivo a las 7 p. m. de Colombia, 9 p. m. de Argentina, con nuestro primer entrenamiento: "Tus mejores colores, cómo usarlos y combinarlos, qué significan y looks ganadores". Así que regístrate >>aquí ya<< y no te pierdas este divertido recorrido.

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

three × 4 =