Guía Básica para Verte Bien

¿A qué me dedico? ¿para qué me buscan? ¿en qué puedo ayudarte? Creo que podría responder diciendo que me dedico a transformar vidas, a ayudarte a cambiar tu forma de pensar en ti mismo para que, con la ayuda de las prendas que usas y modificando tus hábitos diarios, reflejes con tu imagen la mejor versión de ti mismo y, a fin de cuentas, te sientas bien. Pero ¿por qué es importante verte y sentirte bien?

Estoy segura de que tienes un montón de cualidades y virtudes y eres muy bueno en lo que sea que hagas, pero cuando estás deprimido, de mal genio, estás teniendo un mal día, todo eso se va a transmitir a otras personas, por más de que digas cosas como “lo siento, no es un buen día”. Ahora imagina nunca estar del todo feliz, del todo alegre, del todo tranquilo, sino siempre tener un poquito de rabia, de tristeza, de inseguridad o de depresión.

Sentirte bien implica que tienes buena salud emocional y estás de buen humor, por encima de cualquier otro sentimiento o sensación; implica que, a pesar de tener un mal momento o un mal día, tus semanas o tu vida misma no son definidas por ese momento o ese día. Sentirte bien va a implicar tranquilidad a nivel interno, quitándote frustraciones, preocupaciones e inseguridades y permitiéndote enfocarte en explotar tus virtudes para trabajar por tus sueños. Pero sobre todo, sentirte bien te va a convertir en un referente de valores positivos y te va a permitir inspirar a otros y aportar a su crecimiento, tanto como ellos aportan al tuyo.

Pero ahora me dirás, “mi salud emocional no depende de cómo me veo o de lo que me pongo”. Pues déjame decirte que tienes toda la razón: no depende de ello, pero lo que opinas de tu propio reflejo, cuando lo observas con detenimiento, influye mucho en tu relación contigo mismo y lo que te dices a ti mismo, a veces si darte cuenta, es lo que más te va a influir o impactar. Así que puede que vestirte bien y ponerle atención a lo que te voy a contar aquí, no vaya a solucionar todos tus problemas emocionales, pero sí va a tener un impacto positivo en la opinión que tienes de tu propio reflejo y, con eso, va a mejorar en gran medida tu bienestar general y con ello tu rendimiento diario. Así que presta mucha atención a mi:

GUÍA PARA VERTE RADIANTE, SENTIRTE INCREÍBLE Y VOLVERTE INVENCIBLE:

1. Cuídate.

Alimentarte bien, hacer ejercicio, lavarte los dientes, lavarte la cara, echarte cremas, hacerte cuidados, lavarte el pelo… Todo esto tiene más que ver con tu bienestar que con tu físico. Y aquí no te estoy pidiendo que gastes un montón de dinero en mascarillas, en cremas, tratamientos, gimnasios, que pases por dietas extremas o que te vuelvas deportista. Te estoy recordando el impacto de tu salud física en tu salud emocional. Una piel bien cuidada no hay por qué taparla, lo que te ahorrará tiempo al arreglarte; una buena alimentación te hará sentir mejor, lo que te permitirá concentrarte en tus proyectos, hacer ejercicio te dará más energía, lo que te ayudará a cumplir más metas en un mismo día. Cuidarte no se trata de lo que otros piensen de ti, se trata de cómo tú te sientes físicamente.

 2. Háblate con amor

Nadie es perfecto en el sentido de que todos, absolutamente todos tenemos algo por mejorar en algún aspecto de nuestras vidas. En el momento en el que te sientes mal porque tienes algo que no te gusta, o porque descubres algo en ti que te parece negativo, te estás privando de la posibilidad de crecer, de mejorar y acercarte cada vez más a esa versión de ti mismo con la que sueñas. Háblate, mírate y entiéndete con compasión, pues es la única forma como te permitirás equivocarte y aprender de ello sin deprimirte o dañarte el día.

3. Olvídate de lo que otros hacen o dejan de hacer

Nadie está solo en este mundo. Pero no solo no estás solo, sino que necesitas de otros para avanzar y crecer, pues así como otros necesitarán de tus habilidades específicas, tú también necesitarás de las de ellos. Así que, si te preocupa lo que otros piensen porque sientes que te van a criticar, empieza por ofrecer a otros la misma cortesía y deja de pensar en qué opinas de lo que otros hagan. Es importante que sepas que tu corazón solo reconoce lo que conoce, es decir, todo lo que tu puedes ver en otros, es porque tú lo tienes en alguna medida. Así que, cuando sueltes los juicios que haces sobre otros, podrás empezar a conocerte mejor y descubrir dónde puedes mejorar, sin importar lo que otros puedan decir o pensar.

4. Conserva lo que te haga sentir alegría

Es importante que cada 3 meses, o por lo menos 2 veces al año, hagas una limpieza de tu armario. La ropa te va a ayudar mucho a sentirte mejor, entonces de nada sirve que conserves esa blusa que siempre te hace ver pálida, solo porque te la regalaron, la tienes de hace mucho tiempo, fue muy costosa o a alguien más le gusta. Recuerda que el verte y sentirte bien es para ya, no para cuando consigas trabajo, novio, nueva casa o tengas un plan para salir. Olvídate de las prendas que no te quedan, las que te regalaron pero siempre que te pones te las terminas quitando o las que heredaste y te da pena regalar. Si quieres un cambio, quédate con lo que te produce alegría y te inspira.

5. Identifica lo que te funciona

Cuando te ves en el espejo, ¿notas cosas que no te gustan de tu cuerpo? ¿cosas que sientes que solo tú tienes y solo se te ven mal a ti? Esto es porque hay tantos cuerpos como personas en el mundo, por lo que es importante que conozcas el tuyo, observes cómo cambia cuando subes de peso, cuál es su parte más ancha y la más angosta, dónde es largo y dónde es corto, qué te gustaría cambiar con ejercicio y alimentación y qué hace parte de tu estructura ósea y siempre será así. Una vez conozcas todo eso, podrás empezar a vestirlo con lo que le queda bien a él y a ningún otro y es ahí cuando podrás lucir todo lo que lo hace hermoso a su manera.

6. Cuida los detalles

Imagina que te cuidas, te hablas con amor, no le prestas atención a lo que otros hagan o digan, usas prendas que te hacen sentir genial y le quedan fantásticas a tu cuerpo, pero tu camiseta está manchada, tus pantalones arrugados, tus medias rotas y tus zapatos pelados. Cuando te mires al espejo podrás pensar “pero lo hice todo, ¿por qué no me siento increíble?”. Los detalles son lo más importante y es por eso que es fundamental que estructures tu armario para que cuides tus prendas, le des lugar a tus zapatos y mantengas todo en el mejor estado posible. Procura no usar prendas arrugadas, comprar menos cosas de mejor calidad, pero sobre todo, salir de todas esas prendas que dañan tu imagen después de todo el esfuerzo que has invertido en ella.

7. Deja ir

Finalmente, para lograr que cualquiera de estos cambios funcione, es importante desapegarse de ciertas cosas, lugares, momentos o personas que nada nos aportan. Es normal que quieras guardar esa camiseta manchada y desgastada por lo que te recuerda, que quieras seguir yendo a ese restaurante que ya no vende comida tan rica y se ha vuelto más costoso pero que es tu tradición ir, que recuerdes una y otra vez ese momento que te impactó porque te asusta repetir el mismo error, que quieras seguir viendo a esa persona que siempre te dice algo negativo pero que conoces desde hace mucho tiempo y quieres un montón. Crea nuevas tradiciones, renueva tu armario, destina un cofre pequeño para recuerdos importantes y libérate de lo demás, aléjate de quienes no te aporten nada y por el contrario te desanimen en cada oportunidad. Los cambios son difíciles, pero es cuando dejas atrás lo que te impide crecer, cuando das espacio a todo aquello que sí te ayudará a hacerlo.

Aplica estos 7 pasos y ya verás como tu bienestar emocional empezará, poco a poco, a permitirte crecer aún más y enfocarte en tus proyectos personales y profesionales. Si quieres ir aún más allá, quieres un cambio real y duradero y quieres invertir en ti mismo y tu felicidad, no olvides agendar una valoración >>aquí<< y te contaremos todas las opciones que tenemos para ti.

1 Response
  • viviana rodallega
    Enero 17, 2019

    Muchas gracias por esos 7 pasos fundamentales se que me van aportar mucho en la construcción de mi mejor versión

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − 13 =