Identifica tu Estilo y Ponte en Acción

¿Qué tanto sabes de ti? ¿Qué tanto te conoces? ¿Qué te gusta y qué no, de eso que conoces de ti mismo? Todas estas son preguntas que debemos hacernos antes que nada, si lo que queremos es un cambio real y significativo en nuestra imagen y nuestras vidas. Si no te conoces, te será muy difícil enfrentarte a tus retos pues no tendrás claras tus debilidades y, en lugar de trabajar en ellas para lograr tus sueños, te encontrarás con un montón de obstáculos inesperados que harán mucho más lento tu proceso y pueden llegar incluso a frenarlo del todo sin que te des cuenta.

Pero te preguntarás, ¿qué tiene todo esto que ver con una asesoría de imagen? Y es que a menudo me preguntan por qué hablo tanto del autoconocimiento el autoestima y la autorrealización, si tengo más que ver con el vestuario, la moda y temas relacionados. Para que lo entiendas mejor, en el post como ser y sentirte bella, te cuento un poco sobre cómo funcionan mis asesorías y la importancia que tiene conocerte y trabajar en tu interior para poder alcanzar la imagen de tus sueños, así que si no lo has leído te recomiendo hacerlo para que conozcas la gran influencia que tiene el proceso de autoconocimiento en la construcción del estilo de vida de tus sueños.

A lo largo de los pasados 7 posts, hablamos sobre cada uno de los 7 estilos universales, qué los caracteriza, cómo reconocerlos y qué tener en cuenta para no caer en excesos. Leer sobre cada uno de ellos y tratar de encontrar aquello con lo que te identificas, es un excelente ejercicio, no solo para darte cuenta de todo eso que sabes de ti mismo, sino también para encontrar otros aspectos que no sabías que tenías y en los que es importante trabajar. Este proceso te arrojará mucha información sobre lo que sabes de ti mismo, qué tan dispuesto estás a explorar tu mundo interior y elementos básicos para que reconozcas cuáles son las principales metas que quisieras plantearte.

Estructurar metas y plantearte objetivos frente a tu imagen, es tan importante como hacerlo con cualquier otro aspecto de tu vida. Así como con tu carrera, tus estudios y tus proyectos, tu vida personal y la imagen que proyectas también necesitan un orden y una dirección. Tu imagen te ayudará a hacer muchas cosas, pero si no te pones una dirección clara, te encontrarás siguiendo un montón de reglas sociales y generales que no son fieles a tu esencia y que probablemente no se ajusten a tus objetivos y lo ideal es que estructures tu imagen de tal forma que te ayude con esos objetivos.

Así que hoy, después de hacer una profunda exploración por cada uno de los estilos, quisiera contarte un poco sobre lo que puedes hacer una vez has reconocido tu estilo. Para ello es importante primero que, si no has leído mis posts anteriores, o si no te has logrado identificar aún con un estilo, vuelvas a revisar cada uno y trates de encontrar aquel con el que más te conectes para así poder aplicar esta estrategia de la mejor manera.

Te dejo aquí entonces todos los estilos para que revises cada uno o vuelvas sobre el tuyo y puedas tomar verdaderas acciones sobre tu imagen:

Ahora que ya sabes cuál es tu estilo, es momento de tomar acción. Para empezar, debes pensar en tu estilo y en cómo te sentiste cuando te identificaste con él. Si puedes, toma un lápiz y un papel y anota lo que sentiste cuando te reconociste en el texto y todo lo que crees o sabes que eres ahora que lo haz reconocido. Por ejemplo:

"Identificarme con el estilo natural me alegró mucho. Me aclaró muchas cosas de por qué soy como soy y me dio tranquilidad de que voy por buen camino. Por el estilo natural creería que soy descomplicado, fresco, de mente abierta y de un gran carácter, aunque a veces siento que soy un poco dejado y poco interesante."

o: "Me identifiqué con el estilo natural y me sentí decepcionado. Creo que me hace falta enfocarme más en mí y siento que esto me hace un poco aburrido. Por el estilo natural creería que soy simple, monótono e ingenuo, pero también creo que puedo adaptarme fácilmente a cualquier entorno y resultar de gran ayuda para quienes me rodean."

Una vez sabes cómo te sientes, es momento de que reconozcas las cosas que quisieras, o que sabes que puedes hacer, para sacarle el mayor provecho a ese estilo. Piensa en cosas que hayas reconocido en otros estilos que te gustaría adoptar en tu vida o cosas que ahora reconoces en ti que te gustaría cambiar y que ahora te das cuenta que te están limitando. Todo esto te ayudará a reconocer unas necesidades que tienes y es ahí donde podrás empezar a estructurar acciones que te interesa tomar para suplir cada una de ellas. Recuerda que todos tenemos 3 dimensiones: interior, cuerpo y estilo, por lo que es importante que, busques estas necesidades en cada una de las dimensiones, para que tu transformación sea integral y se convierta realmente en tu nuevo estilo de vida.

 

Para ello, te he dejado aquí abajo un cuadro con ideas de las acciones que podrías tomar de acuerdo a cada estilo, en cada una de las 3 dimensiones. Esto es tan solo una guía para que te des una idea, pero recuerda que cada persona es un mundo en sí misma y tus necesidades no tienen que estar relacionadas a las acciones abajo expuestas. La idea es que tú diseñes las tuyas y estructures así una imagen que sea fiel a tu esencia, personalidad y ocupación.

Estructurar acciones en cada dimensión, según lo que ahora conoces de ti mismo, te permitirá empezar a dejar un poco de lado pensamientos negativos de ti mismo y ver en lugar de ello soluciones que te ayudarán a avanzar e incrementarán tu autoestima.

¿Quieres saber más sobre cada estilo y cómo llevarlos al siguiente nivel? No te pierdas mi webinar en vivo, gratuito: “Descubre tu estilo, renuévalo sin gastar dinero y crea looks inolvidables“, el próximo jueves 5 de septiembre a las 7 p. m. de Bogotá:

avatar
  Suscríbete  
Notificar a