Tu Ropa: ¿Lógica o Emoción?

¿Cómo te sientes hoy?

Si te queda fácil responder a esa pregunta en este momento me alegra mucho, pues significa que estás tranquilo o tan consciente de tus emociones que eres capaz de definirlas. Pero esto no es tan común ¿verdad que no? Normalmente no es tan fácil definir cómo nos sentimos, o por lo menos no de una forma del todo honesta. “Bien” o “mal” será rara vez suficiente para expresar nuestras emociones pues son algo suprémamente complejo y a veces muy difícil de identificar. Pero ¿qué consideras a la hora de responder esta pregunta?

Probablemente piensas en cosas que te han pasado recientemente, una situación que acabas de vivir o el momento de la vida en el que estás. Pero muchas veces te han pasado cosas muy buenas, estás viviendo un excelente momento de tu vida pero, por alguna razón que no logras entender, te sientes apagado o incluso deprimido. Esto es porque hay muchas cosas que influyen en cómo te sientes y lo que estás viviendo en tu vida personal es solo una de ellas, aunque a menudo es a la que le damos mayor importancia.

En el Post Pasado hablamos sobre cómo muchos piensan que son las acciones las que traen resultados, cuando en realidad son tus pensamientos a los que debes prestar atención, pues son estos los que te generan emociones que te llevan a tomar decisiones, actuar y con ello producir resultados. Es por esto que

entender todo lo que afecta cómo te sientes, te ayudará a controlar mejor esas emociones y con ello comenzar a obtener los resultados que realmente estás buscando.

Pero probablemente, llegado a este punto me dirás – como muchos otros lo han hecho – “Lina pero, aunque me encanta este tema, yo quiero es mejorar mi imagen y no entiendo esto qué tiene que ver con cómo me visto o como otros me ven” y ¿sabes algo? Esa es una muy buena pregunta.

Te he contado en otras ocasiones, que para construir la imagen ideal para ti y lograr el estilo de vida de tus sueños, tienes que tomarte a ti mismo como un compuesto de 3 dimensiones: interior, cuerpo y estilo, para que logres un cambio integral en el que no olvides un montón de cosas intangibles que tienes dentro de ti que van a afectar enormemente tu imagen. Pero resulta que esto también funciona al contrario:

así como tu interior afecta tu imagen, la forma como te vistes, te cuidas y te editas por fuera, afecta en gran medida como te sientes por dentro.

Pero ¿cómo pasa esto?, ¿qué debes tener en cuenta para conocerlo y controlarlo? y ¿por qué es importante? La respuesta a esta última pregunta es sencilla: porque todos queremos sentirnos bien, buscamos la felicidad y nos interesa tener bienestar emocional en la mayor medida posible. Muchos piensan que ser feliz y obtener la felicidad es un reto difícil, pero en realidad hay muchas cosas sencillas que podrías estar haciendo en este momento que van a aportar un granito de arena para poco a poco construir tu felicidad y controlar lo que afecta tus emociones es una de ellas. En cuanto a las otras preguntas, para responderlas debes tener en cuenta tus otras 2 dimensiones: tu relación con tu cuerpo y tu estilo o estilo de vida.

En cuanto a tu relación con tu cuerpo, gran parte de lo que te hace sentir la ropa tiene que ver con lo que piensas de ti mismo y las ideas que tienes frente a lo que te gusta y lo que no te gusta de ti. Si todo el tiempo estás pensando “tengo que tapar mis brazos gordos” o “qué pereza mis piernas flácidas”, no importa lo que te pongas, jamás te sentirás del todo bien. Pero sí hay cosas que puedes hacer con las prendas para que tu imagen general te permita concentrarte en otros aspectos de ti y desviar la atención de lo que no te gusta.

Es ahí donde entran a jugar las ilusiones ópticas y los tips que te compartimos a menudo de acuerdo a tu tipo de cuerpo y tus características específicas.

En cuanto a tu estilo o estilo de vida, muchas veces te verás envuelto en situaciones que no te parecen del todo divertidas o en las que no estás del todo cómodo y te sientes obligado a vestirte de un modo que, inevitablemente, lo único que hace es hacerte sentir disfrazado. Cuando conoces mejor tu estilo e identificas todo lo que lo caracteriza, lo que te limita y lo que puedes potenciar de él, puedes manejarlo de tal forma que te vistas como tú prefieras, en contextos que no te gustan tanto, y mejorar así cómo te sientes a pesar de la situación que estás viviendo. Si ya estás en un lugar donde no te sientes del todo cómodo, ¿para qué sentirte aún peor poniéndote algo con lo que no te sientes bien?.

Finalmente, como parte de tu relación con tu cuerpo y tu estilo de vida, están los -tan enigmáticos- colores. En este Post hablamos sobre las sensaciones que te generan los colores y cómo reconocerlas para ponerlas a jugar a tu favor. Definitivamente es un elemento fundamental para tener en cuenta a la hora de evaluar la forma cómo te está afectando cómo te vistes y esto tiene mucho que ver con tu tipología de color, es decir, con los tonos de tu piel, tus ojos y pelo.

Es por todo esto por lo que los aspectos “técnicos” como tu tipo de cuerpo, tu tipo de rostro, tu estilo, tu tipología de color y la construcción de tu armario son tan importantes como el análisis de tu interior a la hora de transformar o mejorar tu imagen.

Por eso la próxima vez que vayas a comprar una prenda, sigue pensando en la utilidad de la prenda, -que es algo que estoy segura que siempre tienes en cuenta- pero piensa también que, inevitablemente, esa prenda te va a hacer sentir algo y hay una razón emocional detrás de tu decisión de comprar esa prenda. Mientras seas consciente de esa razón emocional y de cómo te va a afectar esa prenda cuando te la pongas, podrás elegir mejor y comprar prendas que te ayuden a construir un armario que mejore en gran medida tu bienestar emocional.

¿Quieres conocer mucho más sobre cómo construir un armario práctico y versátil, que te haga feliz? Agenda ya una valoración sin costo y conoce todos los servicios que tenemos para ti:

Ningún comentario aún

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 16 =

¡ESTÁS A UN PASO DE TU CERTIFICACIÓN!

Llena tus datos para acceder al pago por $2997 USD